SEMBLANZA DE RAMÓN MOSCOSO DÍAZ - PREMIO COLEGIO DE GEÓLOGOS DE CHILE 2022

Estimadas y estimados colegas

Es un inmenso agrado poder saludarles después de 2 años en que no fue posible encontrarnos para celebrar, de forma presencial, el Día del Geólogo en esta cena que ya es tradicional desde hace 20 años y en la que, desde hace 6 años, se reconoce a una o un colega con el Premio Colegio de Geólogos de Chile(CGCH).


Este premio, instituido el año 2016, tiene por objetivo distinguir a colegas que hayan hecho un aporte relevante a la actividad gremial y/o prestado servicio destacado a la comunidad geológica y a la Orden. Debe además, ejercer o haber ejercido la profesión en forma meritoria y ética, y este año corresponde homenajear con él al querido colega y amigo Ramón Moscoso Díaz, “Pincho” para sus amigos y cercanos, quien, a juicio de la Directiva del Colegio de Geólogos, y según lo expresado por actuales y anteriores Directoras y Directores de la Orden, es un indiscutido merecedor de este galardón debido a su extensa y fructífera trayectoria como Director en el Consejo Directivo del Colegio.


Con Pincho, apelativo cariñoso que derivó de Pintito, empleado por su prima cuando pequeña al no poder llamarlo Ramoncito, nos conocimos en el Depto. de Geología de la Universidad de Chile a inicios de 1969, año de su ingreso a la carrera de geología, debido a que me correspondió ser su primer tutor, y también, como él dice, ser el responsable de que haya repetido Física. Hasta mi egreso en 1971 Compartimos en el alma mater la vida universitaria, en una época de crecientes cambios políticos, económicos, sociales y culturales, y también de un aprendizaje romántico de la geología con apuntes manuscritos, con escasos libros en la biblioteca y con turnos para usar el microscopio, así como de cantar canciones folklóricas con guitarra y bombo en terreno y fiestas.


Finalizados sus años de Universidad ingresó como geólogo al Instituto de Investigaciones Geológicas (IIG) en 1977, y su trabajo se orientó a su pasión, la Geología Regional de las regiones de Coquimbo y Atacama, labor que continuó en el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), desde 1980 y hasta ca. 2010, generando mapas de geología regional de esas regiones, y convirtiéndose en uno de sus mejores conocedores, y en los últimos 8-10 años aportando a los equipos de trabajo de Cartas Metalógenicas del Servicio su experiencia acerca de la geología de las regiones de Coquimbo y Valparaíso, hasta acogerse a retiro este año 2022.


Su conocimiento respecto de geología regional y de yacimientos metalíferos ha quedado plasmado en diversas publicaciones, como primer autor y co-autor, en la Serie Carta Geológica de Chile de SNGM, en revistas de reconocido prestigio internacional como Andean Geology, Journal of Geophysical Research y Journal of South American Earth Sciences, y en contribuciones en el Congreso Geológico Chileno y en eventos internacionales dedicados a yacimientos de metales preciosos y a sensores remotos, tema este último del cual fue pionero en SNGM.


Todas estas actividades profesionales han estado acompañadas y matizadas por su amor por la música y tradiciones del campo chileno, y por ello ha sido un asiduo integrante de conjuntos folklóricos, desde 1972 en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas hasta la actualidad, totalizando 50 años de actividad prácticamente ininterrumpida. Además, ha sido un entusiasta integrante de equipos de futbol, desde los años 1969-1970 en el Depto. de Geología, hasta el año 2000 en SNGM cuando terminó de participar en la reconocida “Pichanga de los Miércoles”.

Estas actividades culturales y deportivas efectuadas durante tantos años, y, además, en paralelo a su permanente y absorbente trabajo profesional, son una clara evidencia de algunos de sus atributos y cualidades más destacadas por quienes lo conocen y han trabajado con él, como son perseverancia, tenacidad, compromiso, responsabilidad y versatilidad, así como un claro sentido de las normas, los tiempos y las prioridades, y que se han evidenciado claramente en su permanente accionar como Director del Colegio de Geólogos durante más de 40 años.

Efectivamente, Pincho ingresó al CGCH en 1980-81 participando desde prácticamente los inicios en la Directiva, en forma casi ininterrumpida hasta el aproximadamente el 2020 y ocupando cargos de Tesorero, Secretario y Vicepresidente, en diversas ocasiones y períodos, totalizando hasta hoy 40 años como Miembro de la Orden y 38 años como Director. Esta dedicación e interés, y la labor desarrollada, han sido permanentemente reconocidas por los socios y socias del Colegio, quienes, a lo largo de esos años, lo han reelegido una y otra vez.


Sus capacidades y su interés por el desarrollo del gremio y de la actividad geológica en el país se evidenciaron tempranamente, en 1984-1985, en sus primeras actividades como Director que consistieron en la renovación de la Sociedad Geológica de Chile, con llamado a elecciones de Directiva, y en la reactivación de los Consejos Regionales del Colegio, prácticamente paralizados en una época en que los colegios profesionales eran considerados como simples clubes vecinales, sin ninguna relación con la sociedad ni con las decisiones que afectaran al país.

De acuerdo con lo anterior, en los períodos en que tuve el honor de presidir el Colegio de Geólogos (1990-1992, 2000-2002 y 2002-2004), Ramón fue Secretario y Vicepresidente en diversas oportunidades, y especialmente entre 1990 y 1992 fue uno de los integrantes fundamentales de la Directiva para abordar el arduo trabajo de reposicionar al Colegio en el medio nacional, una vez de regreso a la democracia.

Así, en el año 1991, cuando la Directiva del Colegio enfrentó el desafío de participar y aportar, desde el punto de vista del conocimiento geológico, en la discusión nacional acerca de la Ley de CODELCO, que implicó la elaboración y emisión de documentos con la posición oficial de la Orden y la participación en diversos Foros y Mesas Redondas, su perseverancia, conocimiento y responsabilidad fueron fundamentales para cumplir con un compromiso no menor para un Colegio en proceso de readecuación.

Posteriormente, en los períodos entre el 2000 y 2004, el Presidente y la Directiva tuvieron nuevamente la satisfacción y tranquilidad de contar con su conocimiento y disposición a colaborar en las numerosas y variadas actividades en que debió participar el Colegio, en momentos de un muy buen posicionamiento en el medio nacional. Entre ellas, el Royalty y la Tributación Minera, la recuperación para los Colegios Profesionales del Control sobre la Ética Profesional, y la Discusión de Temas Ambientales de alto impacto en la sociedad como la Construcción de tranques de relave de Minera Los Pelambres y los problemas con rellenos sanitaros en la RM, actividades que también implicaron la emisión de documentos y la participación en eventos, así como reuniones en Comisiones de la Cámara de Diputados y del Senado, y para cuya concreción, una vez más, Pincho contribuyó en forma decisiva. Asimismo, respecto de mejorar los canales de Comunicación con colegiadas y colegiados, fue un gran impulsor del Geoinformativo, tanto en las primeras versiones en papel, como, posteriormente en formato digital, labor que siguió cumpliendo años después.

Por todos estos motivos, quienes han compartico un Directorio con él concuerdan en que, en todas las funciones emprendidas, Pincho ha mostrado su espíritu de colaboración, su buena disposición y oportunas iniciativas, siendo una persona con la que siempre se ha podido contar para realizar la labor, a veces no bien reconocida, de mantener activo este ente gremial. Asimismo, su continuidad en el Consejo y su preocupación por que se respeten los estatutos del Colegio y se tomen en cuenta sus reglamentos, normas y tradiciones, han sido aportes valiosos a todas las directivas para mantener los usos y costumbres en el organismo que representa al gremio. En ese sentido, se debe, además, reconocer y agradecer su caballerosidad, cercanía e inquebrantable respeto en el trato, hacia todas las personas sin distinción.


Por ello adhiero plenamente a la frase de una persona que ha trabajado con él en la Directiva del Colegio, y que dice: “……… representas lo mejor del espíritu generoso y constante de los geólogos que en estos 50 años han mantenido, contra viento y marea, activa y vigente a nuestra organización gremial”, y por esa razón pido un caluroso aplauso para nuestro colega y amigo Ramón “Pincho” Moscoso Díaz.


Aníbal Gajardo Cubillos

Santiago, 19 de noviembre de 2022


137 visualizaciones