top of page

DECLARACIÓN PÚBLICA


La misión más relevante de nuestro Colegio de Geólogos de Chile, es cuidar nuestra profesión. Preocuparnos y ocuparnos de nuestra profesión.


Esta carrera que nació hace más de 60 años en Chile y que tanto beneficio ha traído al desarrollo país, no ha estado ajena a las distintas visiones económicas y políticas de este. Es así como en la época de las fuertes inversiones en minería la profesión de geólogo se valorizó por una alta demanda de parte de esa industria con los altos salarios que ello implicó.


A raíz de lo anterior es que surgió la creación de la carrera de geología en numerosas Instituciones Educacionales, cuya calidad formativa no estamos en condiciones de calificar, pero que en general nos parece que tiene poco control. Dicho sea de paso, el título de Geólogo (o variedades de este) lo están entregando no menos de 14 Instituciones Educacionales en Chile, produciendo alrededor de 400 geólogos cada año.

Nuestra estimación es que en la actualidad existen del orden de 4.000 Geólogos en Chile, con una cesantía real del gremio en el rango del 30 %. O sea, hoy día deben existir del orden 1.200 personas que estudiaron la carrera de Geología y no tienen trabajo como Geólogo y esto recae especialmente en aquellos que provienen de las instituciones no tradicionales. La situación descrita plantea un escenario muy adverso para el desarrollo de los profesionales geólogos hoy día, cuya perspectiva de revertirse es incierta.


Es claro que los llamativos titulares de algunos periódicos de circulación nacional mencionando los altos sueldos que ganaban las personas recién egresadas de la Carrera de Geología, fue lo que motivó a muchos emprender este camino. Hoy día esa realidad no existe. La demanda por profesionales geólogos es baja o está estancada, y la industria no está dispuesta a pagar aquellos sueldos esperados.


Como entidad gremial responsable, hacemos un llamado a la Autoridad de manera que los estudiantes tengan en su mano información fidedigna que les permita tomar decisiones respecto de su futuro. Por otra parte llamamos a los estudiantes que están a punto de dar uno de los pasos más importantes de su vida, a informarse.


Las Universidades debieran también dar a conocer la empleabilidad de la geología a sus postulantes, de modo que opere el mercado, pero con suficiente información a los usuarios. Asimismo, creemos que hay espacio para ampliar el espectro de la profesión profundizando áreas que ya tienen suficiente prestigio como los recursos hídricos y la geotecnia, además de aquellas de menor desarrollo como riesgo geológico, planificación urbana y otras. Nos parece además que las Universidades deben adelantarse al efecto que las nuevas tecnologías tendrán en el reemplazo del requerimiento de geólogos para las diversas tareas que hoy desempeñan.


Les Saluda,


COLEGIO DE GEÓLOGOS DE CHILE A.G.



1609 visualizaciones
bottom of page