Texto escrito por Mario Rojo l.

La actual Minería del Hierro en Chile.


Septiembre de 2017


En el presente, las únicas faenas industriales que explotan mineral de hierro en Chile son las que posee CAP Minería (Compañía Minera del Pacífico). De norte a sur, corresponden al Complejo Valle de Copiapó, con sus faenas Planta de Magnetita, Cerro Negro Norte y Puerto de Totoralillo; Complejo Valle del Huasco, con Mina Los Colorados, Planta de Pellets y Puerto Guacolda; y Complejo Valle del Elqui, con Minas El Romeral, Mina El Tofo y Puerto de Guayacán. La excepción corresponde a un limitado emprendimiento en la base de la Cuesta Buenos Aires que explota arenas y una pequeña mina denominada Yerbas Buenas, cuyo producto es llevado a Minas El Romeral.


Durante el boom del precio de los commodities, donde el mineral de Fe prácticamente quintuplicó su precio entre los años 2004 y el 2014 (desde niveles de US$30 por ton a mas de 120), se abrieron por parte de otras empresas faenas menores en Vallenar (La Japonesa), en Copiapó (Adrianita, Cerro Imán, Bellavista), en Chañaral (Cerro Carmen, Bella Ester) y en Tal Tal (San Gabriel). Las únicas minas que se desarrollaron fueron Japonesa, Bellavista y San Gabriel y el resto solo procesó antiguos acopios de rechazos de planta de baja ley de Fe, acopios de la misma calidad o desmontes disponibles desde la década de los 70.

Los niveles de precios históricos antes citados, incidieron en un aumento de la exploración de magnetita en Chile, tanto del primer actor nacional (CAP Minería), como por parte de otras empresas que se crearon durante dicho período (SBX, MMX, Andes Iron, JINDAL). Las expectativas de precio futuro estaban sobre los US$100 por ton, valor consecuente con los niveles de crecimiento de China y permitían generar razonables augurios de proyectar negocios con yacimientos de baja ley de Fe (<30%), abundantes en la franja ferrifera chilena. La economía china no se comportó como se vaticinaba y esto, unido al ingreso de nuevas producciones de concentrados de minerales de Fe al mercado internacional, provocó una paulatina disminución de los precios del mineral concentrado, en paralelo con la mayoría de los commodities. El precio cayó desde niveles sobre los US$100 por ton en el 2014 a promedios bajo los US$60 entre los años 2015 y 2016 y el mercado no prevé precios sobre los US$60 en el largo plazo, salvo circunstancias puntuales, por lo cual la explotación de proyectos de baja ley de Fe en Chile están a la espera de expectativas similares a las de hace cinco años, muy difíciles de alcanzar.

La distancia a la costa y la ley de los yacimientos calificados de mediana y alta ley, permiten de manera rentable explotar estos yacimientos. En Los Colorados la ley media es de 46 % en Fe total y en Cerro Negro Norte, 35 %. Romeral está pasando por una etapa de transición alimentando acopios, pero su ley media en el mineral de alta ley es de 45 % en Fe total. Incluso entre 2003 y 2007 se desarrolló una mina subterránea en Minas El Romeral que extrajo 1,5 millones de tons de mineral y se explotó entre los años 2003 y 2014 los antiguos desmontes de la Mina El Tofo y se abrió un nuevo rajo denominado Cuerpo Norte de Tofo del cual se extrajo 4,5 millones de tons de mineral de cabeza.

En el caso particular de Planta de Magnetita en Candelaria, esta instalación recibe los relaves del proceso del Cu que efectúa Lundin Mining Corporation y desde esos se extrae la magnetita contenida. Se suma a lo indicado, aportes de preconcentrados que se traen desde la Mina Los Colorados y que contribuyen a mejorar el rendimiento de la citada planta.

Están en carpeta por parte de CAP otros proyectos y/o depósitos de mineral de baja ley de Fe y en su oportunidad fueron informados a terceros interesados mediante presentaciones oficiales de la Alta Gerencia del Holding CAP. Pero dada la actual situación de precios, estos proyectos de Baja Ley, en particular el Proyecto Tofo para 15 millones de tons anuales (que comprende un gran cuerpo en el sector del Distrito El Pleito) y el Proyecto Alcaparra D para 4 millones de tons anuales, deben esperar mejores escenarios, quedando claramente establecido que la situación actual no permite el desarrollo de yacimientos con leyes menores a 35 % en Fe total. El último proyecto desarrollado por CAP Minería, el yacimiento Cerro Negro Norte al norte de Copiapó, tiene esa ley media y una vida estimada mínima para 15 años. Hay muchos recursos de mineral de baja ley en la Franja Ferrífera que deberán esperar mejores escenarios de precios (en Memoria Anual de CAP Minería, aparecen los recursos y las reservas de dicha empresa) para lograr ver la luz dentro de un futuro de mediano plazo. Como ejercicio práctico, se requieren del orden de 250 millones de dólares por cada millón de tons anuales a producir a partir de menas de mediana ley, pero este valor se incrementa a los 300 millones de dólares cuando estamos hablando de menas de baja ley. Así, para una yacimiento de baja ley de Fe que tenga una expectativa de producir 12 millones de tons anuales, no menos de 3.600 millones de dólares se requerirán para ponerlo en producción, cifras que hoy no es fácil conseguir en el mercado financiero.

El pasado año 2016, de acuerdo a los antecedentes aportados por la Memoria de CAP Minería, la compañía produjo aproximadamente 16,8 millones de tons de concentrado de mineral de Fe, cifra histórica record desde que se conoce producción industrial de concentrados de este mineral desde el año 1915 en Chile.


COLEGIO DE GEOLOGOS DE CHILE A.G.
Valentín Letelier 20, of 401 Santiago, Chile
Fono: (56-2)6970895 Fax : (56-2)6980481
Casilla 13667 correo 21 Santiago, Chile
geologos@entelchile.net